Activos
seguros

Eficacia
comprobada

Testeos
responsables

Empaques
conscientes

Estamos comprometidos a crear productos para el cuidado de la piel que cumplan con estos requisitos: que sean increíbles para tu piel, con activos seguros y testeados dermatológicamente, que sean mejores para el medio ambiente y que tengan un empaque responsable para un fácil reciclado.

ACTIVOS SEGUROS

Nuestros productos están fabricados bajo estrictas normas GMP-Buenas prácticas de Manufactura. En cada desarrollo pensamos en activos que cumplan con un mejoramiento de la piel y, además, que sean seguros. ¿Qué implica que sean seguros? Que los activos sean conocidos y tengan trayectoria de uso en la industria cosmética, y que el porcentaje agregado a la fórmula sea acorde a lo que se considera para un cosmético según la entidad regulatoria.

Menos, es más.

Fórmulas más limpias para una mayor seguridad.

¡Y nuestro trabajo no termina aquí!
Estamos en constante transformación, actualizando fórmulas y empaques para hacerlo mejor que ayer y brindar lo mejor para el futuro.

EFICACIA COMPROBADA

Y TESTEOS RESPONSABLES

Para nosotros, el testeo es el primer paso. Todos nuestros productos son testeados bajo estrictas normas de calidad y eficacia.

Poder informar y cumplir con los claims estipulados en cada producto, por ejemplo “Para pieles sensibles”, “Piel más firme” o “Mayor luminosidad”, requiere que el producto se someta a testeos durante un período de tiempo por un laboratorio externo.

Todos los productos de Tortulan® están testeados dermatológicamente, incluyendo su hipoalergenicidad. Estos testeos se realizan con voluntarios para poder comprobar la performance y respuesta de cada piel frente a la fórmula.

Hay productos que necesitan otros tipos de controles. Para todos los productos que su indicación es específicamente la zona del contorno de los ojos, son testeados oftalmológicamente.

Todos nuestros productos son Cruelty Free,
certificados por PETA.

Desde el 2014 decimos BASTA a las pruebas químicas, cosméticas y experimentos en animales. Cada año, más de 100 millones de animales sufren y mueren en crueles pruebas químicas, cosméticas, de drogas y de comida; en clases de biología; en ejercicios de entrenamiento médico y en experimentos médicos motivados por la curiosidad. Cada producto de la línea Tortulan, fue desarrollado sin lastimar ningún animal. Nuestro compromiso no se limita solo en no testear en animales sino en contribuir anualmente a PETA para que lleve adelante su lucha por los derechos del animal.

Tortulan® está aprobada por Asociación Argentina de Dermatología. Nos llena de orgullo contar con el reconocimiento de la institución de profesional de médicos dermatólogos más importante del país, que avala el compromiso con la calidad y seriedad en la elaboración de nuestros productos y estudios clínicos, dermatológicos y de seguridad realizados.

Empaques conscientes

Creemos que la PRODUCCIÓN RESPONSABLE puede sumarse a la belleza. No hay nada más lindo que sentirse bien, sin dañar nuestro medio ambiente.
Nuestro Departamento de Desarrollo y Diseño de Packaging, trabajan arduamente para que nuestros productos sean conscientes en su totalidad:

Activos + Empaque

Para ello es necesario RE-pensar y RE-diseñar nuestros procesos productivos, desde la elección de nuestros proveedores de insumos y materias primas, hasta los procesos productivos dentro de la planta de fabricación.

Cuando definimos un nuevo producto, no sólo pensamos que brinde resultados cosméticos esperados, sino también, que su packaging tenga la menor cantidad de elementos posibles y que sus partes, puedan ser recicladas (y que se degraden en menos tiempo).

Eliminar elementos plásticos del empaque, elementos de un solo uso (como los precintos y prospectos) y materiales que no son reciclables o que tardan más en su descomposición, es nuestro principal objetivo.

Elegimos cartulinas con sello FSC y frascos plásticos fabricados con un 30% a 50% de materiales post consumo. Eliminamos cunas plásticas y elegimos materias primas e insumos que minimizan la Huella de Carbono.

¡Porque el cambio empieza por uno!